20.8.12

How to break an orto's heart

Situación: me habla un flaco que tiene fotos de perfil de músicos re zarpados. Expectativa: está bárbaro, seguro hablamos un montón y somos tal para cual, nos casamos y tenemos hijos que odian el reggaeton.
Realidad: es un orto.
Antes que nada, quiero hacer una aclaración que más que nada es una teoría. Las fotos de perfil hablan de más. Se supone que son las fotos en las que mejor salimos, que garpan, que levantan. Pero si la persona que nos está hablando tiene de perfil
a) Una foto de cuando era chiquito 
b) Una foto de los 15 y está a punto de cumplir 17 (en caso de ser mujer)
c) Una foto de un músico (sobre todo Slash)
d) Una foto de Riquelme cuando se retiró de boca (preferiblemente con una dedicatoria en la cual se refiere a este como “Román de mi vida”)
Hay una sola verdad, y es que este individuo no ha sido favorecido por la genética/cirugía estética (dale, gil, todos éramos lindos de chiquitos). En otras palabras: es horrible.
Dejando de lado este prejuicio, y siendo las 2:45 a.m., podemos seguir hablándole. No hay mucho que perder.
Se logra un agradable clima de conversación, pero son las 3:30 a.m., y ya hablaron de todos los músicos habidos y por haber. Cualquier persona normal,  hablaría de gustos de helado, pero estás hablando con un orto, no tiene mucho contacto con minas, entonces ya se emocionó, y pasa a las preguntas personales introducidas por ejemplo con un “y decime…” o un “che, y vos…”. Sabés que se viene, lo sentís, lo olés a través del monitor, y te dice “¿Y qué onda? ¿Tenés novio?”. Y acá es cuando la conversación se bifurca, tenés dos opciones:
1) Ser una hija de puta, mentirle y decirle “Sí, tengo un novio rugbier que te va a cagar a trompadas si no me dejás de joder en este momento” (Esa la usé en boliches. Se la creen y huyen. Una línea muy recomendable)
2) Decirle la verdad y abrirle paso a que te chamuye (mal).

Pero como estás de buenas y no te gustan los rugbiers, optás por la segunda y le decís la verdad. A lo que seguramente responde “¿En serio? Qué raro que una chica tan linda como vos no tenga novio” y te das cuenta de que tendrías que haberle mentido, pero más allá de eso. ¿QUÉ ONDA ESE CHAMUYO? MALÌSIMO ¿“Qué raro que una chica tan linda como vos no tenga novio”? ¿Acaso no tener novio me hace menos linda, pelotudo? Nada, quería remarcarlo.
Entonces, te hacés la simpática y le decís “Ay, qué tierno” cuando en realidad estás pensando “SI, NO TENGO NOVIO PORQUE EL MUNDO ESTÁ LLENO DE FORROS COMO VOS” pero te lo dijo de onda, así que quedate en el molde, loquita.
Y ahí la conversación se pone goma. Salen frases con palabras como “bonita”, “preciosa”, y otras grasadas, hasta que te tira el “No sos vos, soy yo” de los losers: “Vos sos re linda, no como yo” y ahí pegás la cabeza contra el teclado y sabés que es morirte o matarlo. Si hay algo peor que que sea un orto, es que no tenga autoestima, definitivamente, la gente que busca el levante desde la lástima, da lástima realmente. Además te pone incómoda. ¿Qué respondés a eso? “Y, la verdad que sí, no te toco ni con un puntero láser” o “Mirá, este es el número de mi psicóloga. Llamala, te va a servir” pero en el fondo te dio pena, porque sabés que lo que él quiere es que le digas "Vos también sos re lindo" o mínimamente un "Pero no sos taaan feo" y no da ser una conchuda, pero tampoco da mentirle, entonces le respondés de nuevo “Jaja, qué tierno” tomando sólo la parte del halago, obviando el tema de que es horrible.
Ahora son las 5:00a.m. y decidís irte a dormir, para evitar que esto se siga poniendo weird, pero sabés bien que el flaco ya entró en confianza y que te va a hablar al día siguiente, y el otro, y el otro, y no, no estás paranoiqueando, porque se acaba de despedir con un “Buenas noches, hermosa”, y tu única respuesta es un helado “visto a las”.
Al día siguiente, en el mejor de los casos te habla, y si no, te mandó un inbox.
Así dura unos días, unas semanas, hasta que te tira la de verse, le metés excusas, “Hoy justo no puedo, uno de mis Sims tiene problemas de aprendizaje y nada, tengo que dedicarle tiempo” o “No, mañana no, tengo que ir a mirar esculturas”. Algunas son reales como “Salgo con mis amigas” pero en un punto te quedás sin imaginación y te empezás a sentir perseguida, no te gusta, tenés miedo, te da pena, pero se siente como comer un palito de la selva y que se te pegue a las muelas, es insoportable, no sabés cómo esquivarlo, es molesto, ES UN ORTO. BASTA. ¿SABÉS QUÉ? ME PARECÉS RE TIERNO Y RE BUEN PIBE, PERO SIENTO QUE SE VA A ARRUINAR. MEJOR SOMOS AMIGOS.
Eso quisiste decirle, pero antes te salió eliminarlo de Facebook.
Y así es como le rompiste el corazón a un orto. 

9 comentarios:

  1. CanusZermattennnnn20 de agosto de 2012, 13:52

    “Vos sos re linda, no como yo”, todo eso para que vos le digas ¨ vos? sos hermoso ¨ y le terminas diciendo ¨jajajaja¨ , y el pobre chabón piensa ¨soy un orto, mejor me corto las venas y vendo mi sangre... pero quizas como soy un orto ni eso me aceptan¨

    ResponderEliminar
  2. sos simplemente increible.. la mina con mas humor del mundo, tkm uachi. catu

    ResponderEliminar
  3. ¡Excelente! Me reí mucho, se podría decir "tal cual".

    ResponderEliminar
  4. Un placer haber podido escuchar el borrador en vivo de este post :)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. se dan cuenta como la sociedad margina a los ortos? no les dan un lugar sólo por ser feos. así es como los más feos somos más inteligentes (en especial las minas), para poder abrirnos paso entre los demás. por eso, por querer trasgredir los límites que se imponen como modelo, muerte a los ortos

    ResponderEliminar
  7. Mag Garcia, su majestad. Asi voy a decirte por que te pasas de capa

    ResponderEliminar
  8. jajajajajajajaj sos una genia, tenes toda la razon... admiro tu forma de escribir, te amo.

    ResponderEliminar
  9. Me cague de la risa malllll. La verdad que sos una heartbreacker de 10. Despues me enseñás a cómo ser asi de turritah? gracias gorr :$ bessis

    ResponderEliminar