31.1.12

Let go

Después de pensar y llorar y volver a pensar, desde un rincón de mi cama, saqué muchas conclusiones y llegué a muchos resultados, pero me di cuenta de una cosa (o de muchas) que me hicieron sentir bien. Comprendí que por fin había encontrado a alguien que valiera la pena y que casi no lo había buscado. Que no quería mirar otros ojos ni quería escuchar otra risa, ni besar otra boca, ni tomar otras manos, ni caminar a la par de otros pies ni que otros brazos me abrazaran. Comprendí que te quería a vos, y que cerca tuyo todo era mejor y más feliz. Recordé que hacía mucho tiempo que no podía borrarme esa sonrisa y que era gracias a vos, que era perfecto, que todo iba bien. Supe que no tenía que dejarte ir, y entonces todas esas cosas lindas me hicieron mal. Entonces me di cuenta de que tus ojos no me miraban, tu boca no me besaba, tus brazos no me abrazaban, tus pies no caminaban junto a los míos, tu risa era un ruido silencioso y tus manos no me tocaban, y así sería para siempre. Finalmente comprendí que ya te habías ido...

2 comentarios:

  1. tenés taaaaaaanta razón y te entiendo tanto tanto maag. como te qiero loca!

    ResponderEliminar
  2. Hola, no lo leí pero por lo menos estoy comentando. Ah re. Te quiero Mag :)

    ResponderEliminar