8.6.11

un beau rappel de la pas vécu

En ese momento me di cuenta de que el tiempo había retrocedido bastante.
En el instante en que me dijiste que me amabas y que nada mas te importaba. Fue ahí cuando descubrí que algo andaba mal... o bien.
Pero tu cara estaba igual que en el recuerdo más reciente que tenía y mi pelo estaba igual de largo que el día anterior. Eso era lo que hacía realista a esta ilusión.
Tus palabras nuevamente me dejaron sin aliento e hicieron explotar mi corazón. Una vieja costumbre. Sin poderte responder, te tomé las manos. Eras real, eras vos, aunque seguía sin creerle a ninguno de mis sentidos. Comencé a temblar. Tenía miedo, dolor, incertidumbre, asombro, nervios.
Las palabras seguían fluyendo de tu boca que no pude dejar de mirar sin disimulo. Seguiste hablando, uniendo y destrozando mi corazón una y otra vez. Mi respiración comenzaba a cortarse.
Te perdonaste mientras de tus ojos brotaban lágrimas. Las más reales y sinceras lágrimas que pude ver jamás. No pude hacer otra cosa que tomarte entre mis brazos sin poder articular una palabra, sin poder reaccionar. 
Y en ese silencio, me besaste. Era completamente real, era tu boca dándome respiración, era volver a volar.

Y sonó el despertador. 



3 comentarios:

  1. me encanta como todo lo del blog
    igual me transmitio tipo algo re lindo
    hasta que leí: " y sono el despertador"
    y se me cayo la imagen abajo
    jajajaj, te quieroooooo mag
    roo

    ResponderEliminar
  2. era obvio que iba a sonar el despertador. sino ibas a seguir dormida, y te ibas a deprimir e iba a tener que ir yo a sacarte las papas del fuego como siempre (SE TE QUEMAN LAS PAPAS! amo ayudarte a estar feliz)
    te amo magansia

    ResponderEliminar
  3. Un poco de tequila con sal para reanimar ese estado melancolico?
    Por favor, te queremos de nuevo vivaracha.

    ResponderEliminar