21.8.14

el beso

Bocas sucias, bocas vacías, bocas perdidas, bocas que hablan palabrerío pero nunca dicen palabras. En este río de bocas que murmura silencio, tu boca toca a mi boca y le enseña su beso, que no puede ser palabra porque decirlo no basta.
En el beso es que mi boca sólo escucha a tu boca, es que mis labios tienden de tus labios, es que mis dientes dependen de tus dientes, y es que mi lengua se funde con tu lengua dibujando las palabras del amor. 

9.5.14

golondrina

Pobre de ti, alma blanca, que brilla en la noche de la vida.
Pobre de ti, golondrina, a quien el mundo afilado corta las alas.
Pobre de ti, pequeña niña, que no tiene con quien jugar,
que dibuja personajes de los cuentos para sentir que no se ahoga en este mar.
A quien nadie de veras conoce, 
que a nadie su sangre se atreve a contar.
Dile a mi oído secreto
cuántas veces recortaron tu alma,
cuántas veces apagaron tus sueños,
cuántos alfileres punzaron tu pecho,
y cuántas veces más demostrarás
que de frágil nada tiene tu cuerpo de cristal. 

14.4.14

el reino

Es ardua la vida en el reino de las preguntas sin respuesta, del suspenso y de la duda, de la equivocación. En este reino todo es miedo, incluso el sol y el amor. Porque este reino es laberinto; es un reino sin certezas, donde reinan las cabezas que esclavizan corazones; donde el alma se congela y las palabras se apagan. 
De este reino de te conozco, por la voz de tu mirada, que me contó cantares y me enseñó colores. Colores con  que nuestras manos bellos paisajes pintaron. Paisajes que contemplo y anhelo, pero que sé, no son más bellos que tu boca o que tu pecho. 

16.2.14

¿En qué pensás?

Domingo, once de la mañana. Hace cinco días que no sale el sol, y aunque la persiana está cerrada, puedo adivinar que sigue así, sin salir, nublado, blanco, gris. Qué día del carajo. En la cama, el cadáver de esta mina, Valeria. Ahora que la veo de lejos es bastante rellenita. Y me está babeando la almohada. Qué asco. 
Mientras preparo el café, pienso en la noche de sexo regular/malo de anoche, pienso en todo el laburo que tengo que adelantar hoy y pienso en mi ex. Y en eso detengo mi foco. Olivia; qué mina que sabía lo que quería, y que sabía que me quería. Qué mina que me partía la cabeza en dos. De esas hay pocas, de las que te dan vuelta como una media, de las que tienen siempre la palabra justa, de las que hacen lo que quieren con vos, y que vos te tenés que dejar hacer, porque disfrutás. Disfrutás de que te hagan.
Me siento a la mesa con mi taza y aunque no quiero, la imagino al lado mío, con mi pijama, tomando su café y sonriendo, aún en esta mañana vacía. Qué hermosa. La miro, y la puedo percibir. Puedo oler su perfume y puedo sentir su caricia fundirse en mi piel. No te vayas, ¿Por qué te dejé ir? Qué mina.
Valeria me interrumpe entrando a la cocina. ¿Qué hace con mi remera puesta? Si ella trajo la suya. Me sonríe. No me gusta su sonrisa. Le devuelvo una mueca contenta. "Calentate café si querés" Y  sigo en lo mío. Sigo pensando en Olivia. En su boca, en su cintura,en sus manos, en sus ojos, en su culo. Qué culo.
Entonces, el aire se llena de humo. ¿POR QUÉ FUMÁS ADENTRO? Invasiva de mierda. "¿Podés fumar afuera? Me molesta a la mañana." Se va. Ay, Olivia, te extraño, ¿Sabés? Con vos no me pasaban estas cosas. Vos me llevabas el desayuno a la cama. Me dabas besos, me decías que me amabas, me amabas. ¿Por qué te fuiste?, ¿Por qué te dejé ir?.
Vuelve Valeria, con su taza de café. "¿Cómo dormiste?" me interrumpe. Horrible, estás gorda. Me acaparaste la cama. No dormís nunca más acá. 
-Bien, ¿vos?
-Bien.
Te dejé ir porque soy un cagón. Te dejé ir porque no tengo huevos, y ahora no estás más. Ahora seguro estás con otro, o peor; con otros, y yo estoy acá con esta pelotuda que no sabe ni quién es Brad Mehldau. Tendría que haberte corrido esa tarde, tendría que haberte tomado del brazo. Qué cagón que soy. Pero, ¿Qué puedo hacer ahora? ¿Secuestrarte? ¿Qué le digo a esta mina? No puedo ser tan caradura y dejarla así nomás, así porque sí. En realidad, porque sí no, porque vos. Cómo lo vales, Olivia. Sos tan perfecta que a veces todavía te tengo envidia, y a veces, me dolés. Qué mina.
"¿En qué pensás?" interrumpe nuevamente Valeria. Qué pregunta de mierda. Siempre la hace en el momento menos oportuno. Me la paso pensando todo el día en pelotudeces y cuando estoy pensando en algo que no quiero (porque no tengo que) contarle, me hace esa pregunta del orto. ¿Qué le digo? "Estoy pensando en lo gorda que estás. Estoy pensando en lo linda que era mi ex, estoy arrepentido de haberla dejado ir.". No, tacto, tacto. No le podés decir eso a una mina que está semidesnuda en tu cocina por más gorda que esté. Es una mina, dale. Inventá algo.
"En nada", respondo sin esforzarme demasiado. Dale, forro. Que suene real. "Dale, decime la verdad. Estás pensando en algo, ¿En qué es?". ¡Qué manera de romper las pelotas, nena! ¿Qué hace?¿Lee mentes? ¿Cómo puede saber en qué pienso si ni sabe cuál es mi color favorito? Pelotuda. No, pará. Me estoy negando, no me la puedo agarrar con esta mina, ¿Qué culpa tiene de que yo sea un cagón de mierda? Olivia, te voy a ir a buscar. No me importa que no estés esperándome. Te necesito, te extraño. Basta ¿Qué está esperando que le diga? ¿"En lo linda que sos"? ¿"En lo mucho que te quiero"? Me suena más real decirle que Arjona tiró las torres gemelas. Le digo que en cosas rándom, en boludeces, como si estuviera haciéndolo realmente. Que suene real.  "En boludeces, como siempre." y sonrío para disimular la incomodidad que me genera esa pregunta. Ella insiste, "No parece, dale. Estás muy perdido, muy concentrado, ¿En qué pensás?". ¿QUÉ CARAJO TE IMPORTA? Esta mina es pesada en todos los sentidos. Tranquilo. Calmate. Inventá algo, dale. Total, no sabe mucho de vos. Decile que estás pensando en llamar a tu tío, que está mal. No sabe si es verdad o si es mentira, no como Olivia. Ella si sabía, sabía todo. Ella no necesitaba preguntarte en qué pensabas. Ella simplemente lo sabía, y siempre sabía qué hacer al respecto. Ella era perfecta. Cómo largaría todo y correría hasta su casa, pero no puedo. No puedo porque ya estoy grande para esas cosas. No puedo porque ya avancé. No puedo porque estoy bien, y porque sé que eso sería un error. Voy a empezar a cuidar lo que tengo y a no mirar atrás porque lo que import...
-Ey, dale ¿En qué pensás?
-En mi ex. 

21.11.13

miércoles

El día de las horas infinitas, de los momentos lentos, de las palabras largas. El día vacío de sentimientos que se tiñe de recuerdos de momentos de otros miércoles pasados; de los miércoles perdidos y de los miércoles ganados por el sueño del jueves que nos aletargaba en la cama. 
Guardo para este día algún eco de tu risa, el estertor de tus besos, una cosquilla en mi piel.Guardo el sol en tus ojos por la mañana mirándome. Guardo un abrazo caliente, guardo la música de fondo y el café. Guardo la puerta abierta que me esperaba, y que hoy está cerrada.

22.10.13

mucho

Cuántas veces te escuché reír, 
cuántas cuerdas escuché sonar.
Cuánta amarga hiedra supiste endulzar,
cuántas grandes guerras que trocaste en paz.

Tanto tiempo atrás que ya no sé contar,
tanto amor perdido que quiero encontrar.

Cuántas veces te escuché mentir, 
cuántas veces me escuché llorar.
Cuántas (tantas) veces que te vi partir,
cuánto espejo roto me ha de reflejar.

Tanto tiempo atrás que no quiero contar,
tanto amor perdido te voy a guardar.


2.10.13

liverdad

La verdad, sea de izquierda o de derecha,
sea del centro, de atrás o de adelante,
mahometana, católica o judía,
la verdad musulmana o protestante.
La verdad, sin tapujos ni medida,
aunque rompa los moldes imperantes
y destruya en su andar mis tradiciones,
la verdad pura, limpia,resonante.
La verdad, limitada únicamente
por el estrecho alcance de mi mente.
Siempre abierta a la luz,cuanto yo puedo,
aunque se que deviene eternamente
alcanzarla es mi sueño permanente.
La verdad es mi norte y es mi credo.

25.9.13

Revenge is a dish best served cold

1. Int – Habitación – Noche 

Una mano femenina cubierta con guantes de látex juega con una navaja. Luego, la coloca en una mesa repleta de otros elementos cortantes de distintos tamaños.
En la habitación sólo se encuentra esa mesa, una botella de whisky, una silla y una ventana por la 
que las luces de la ciudad y la luna alumbran el cuarto de manera tenue y fría. En la silla, ÉL (35) se encuentra atado de pies y manos, con el torso desnudo y los ojos y la boca cubiertos. Su cabeza está echada hacia un lado.  Las manos de ELLA (28) le quitan la mordaza de la boca.

ELLA

Supongo que ahora que podés, vas a hablar, ¿no?


ÉL suspira fuertemente, y trata de mover los brazos, pero no responde.

ELLA

Ni lo intentes, no vas a poder soltarte. Ahora, contame qué hiciste.


Las piernas de ELLA caminan rodeando la silla. Se escucha resonar el taco contra la madera del suelo.  ÉL se muerde los labios y suspira nuevamente.

ÉL

Perdoname, te lo pido. Nunca quise lastimarte.

La boca de ELLA ríe y escupe humo.

ELLA

¿Con eso pensás arreglarme?  Creeme que te va a doler más a vos que a mí. El único y último 

favor que voy a pedirte es que repitas en voz alta todas las cosas que hiciste.

ÉL
(SUSURRANDO)

Yo te amo.

ELLA toma un bisturí de la mesa y corta un tajo en la mejilla de ÉL. La sangre gotea por su barbilla. La boca de ÉL presiona los dientes y tensa sus músculos. 

ELLA

¿Me vas a contar o no?

ÉL inclina su cabeza hacia abajo y permanece en silencio.

ELLA

¿No pensás hablar?

ÉL no responde.

ELLA

Entonces, digamos que esta no vas a necesitarla más.


ELLA toma el bisturí con una mano y con la otra abre la boca de ÉL. Toma su lengua y corta un trozo con el bisturí. Coloca la mordaza nuevamente en la boca de ÉL.  
ELLA arroja el pedazo de lengua que cae al piso. ÉL se retuerce de dolor.

ELLA

  En fin, supongo que a voy a tener que hablar yo. 

Ambos sabemos bien por qué estamos acá. Ambos sabemos que errar es humano. Ambos 

sabemos que perdonar es divino, y ambos sabemos que nunca fui creyente. Aún así, sabemos 

que te perdoné, pero hay algo que yo sé y que se ve que vos no, y es que el doble error, no 

tiene doble perdón.  Tres mujeres son demasiado para un hombre casado.


ELLA corta tres grandes tajos en el pecho de ÉL con el bisturí, que luego deposita en la mesa. Su dedo índice toca lentamente la herida ensangrentada del pecho de ÉL. Con la sangre le dibuja la piel de los hombros. ÉL sigue retorciéndose de dolor.

ELLA

 ¿Te duele la boca? Esto te lo va a curar.

ELLA toma la botella de whisky, le quita la tapa y con su mano sujeta la barbilla de ÉL. ELLA vuelca la bebida en la boca amordazada. ÉL grita en silencio y agita fuertemente su cabeza. 
ELLA enciende un cigarrillo y toma un trago de la botella.

ELLA

Buen whisky. Jim Beam, tu favorito, ¿no es así?

¿Ahora podés decirme que me amás?

ÉL sigue intentando gritar. ELLA vacía todo el contenido de la botella sobre el cuerpo de ÉL. ÉL se mueve desesperado de dolor. ELLA le destapa los ojos que la miran fijamente abiertos, y luego se ponen en blanco.

ELLA

¿Y ahora?

ÉL sigue retorciéndose.

ELLA

Eso pensé. En fin, se me hace tarde. Tengo que encontrarme con tus amigas. Vienen a comer 

el postre.

ELLA lo besa en la mejilla y camina unos pasos hacia la puerta. Desde ese lugar, arroja el cigarrillo encendido al piso lleno de alcohol que se prende fuego.

ELLA

Hasta luego.

Se cierra la puerta.

16.9.13

El puente se está derrumbando,
y mi alma de durazno, sangrando. 
Estás yéndote pero quedándote,  
y como el viento viste que ya no podés amarme.

No le hablo más a tu corazón,
me borraste el mapa de tu amor.
La distancia me llega hoy,
yo sé que te cansaste de este sol.

Te doy gracias por estar
 y por todo lo que siento,
por ser mi amor amarillo y mi elemento.
Por lo que viví, por lo que vi,
por lo que amé y por lo que perdí.

15.9.13

A hard night's script

Antes que nada, quiero aclarar que la siguiente es la sexta y última escena de  mi noche de ayer. Voy a hacer un pequeño resumen de las otras cinco. 
Básicamente, borrachos (muy) en casa y con amigos, mi (ex) novio me dejó. Después de que lo eché de mi casa y su amigo se tuvo que ir con él, me quedé con mi amiga, que me acompañó a comprar puchos. Después piramos y aparecimos en Puerto Madero, y esta escena es más o menos lo que nos pasó.
Nada, a veces uno simplemente tiene mala leche y decide contárselo al mundo mediante un guión. 


6. Ext – Puerto Madero – Noche 

FLORENCIA y MAGALÍ se recuestan en el pasto de la entrada de la UCA. 

MAGALÍ
¡Boluda, estoy tan en pedo!

FLORENCIA
¡Vamos a levantarnos chongos en Puerto Madero!

MAGALÍ ríe y a lo lejos, divisa dos PUNGAS de aproximadamente 13 años de edad.

MAGALÍ
Levantémonos y caminemos para mi casa porque esos dos nos van a re chorear, boluda.

MAGALÍ y FLORENCIA se incorporan y comienzan a caminar. Los PUNGAS las siguen.

MAGALÍ
Caminá rápido, boluda. ¡Nos re afanan!

MAGALÍ y FLORENCIA apresuran el paso y los PUNGAS las alcanzan corriendo. El PUNGA 1 se dirige hacia FLORENCIA y el PUNGA 2, hacia MAGALÍ.

PUNGA 1
¡Dame todo, dame todo!

FLORENCIA
¡No tengo nada, boludo!

PUNGA 1
Dale, ¡Dame todo!

FLORENCIA(gritando)
¡¿Qué carajo querés?! 
¡Tengo un rouge!
¿Querés el rouge?

FLORENCIA sigue caminando hasta que se da cuenta de que MAGALÍ está atrás, junto con el PUNGA 2. Camina hasta encontrarlos.

PUNGA 2
¡Eh, loca, dame todo!

MAGALÍ
¡No tengo nada encima! 
Tengo las llaves de casa, unos puchos y un peso.

El PUNGA 2 palpa a MAGALÍ y le saca los cigarrillos.

PUNGA 2
¡Desabrochate la campera, bajate el cierre!

MAGALÍ(gritando)
¡¿Vos me estás jodiendo?!

MAGALÍ se baja el cierre de la campera. El PUNGA 2 le arranca del cuello una cadena que llevaba puesta.

MAGALÍ
¡No, boludo! ¡La cadena no!
¡Ya está, no tengo más nada!

PUNGA 2
Ta todo bien, amiga.

MAGALÍ(gritando)
¿Justo a mí me tenés que venir a chorear, boludo?
Me acaba de dejar mi novio, ¿sabés lo que es eso?
Es horrible, ¿ y encima vos venís y me choreas los puchos y la cadena?
No hacés dos mangos con esa cadenita, ¡devolvémela!

PUNGA 2
No, amiga. Ya está, te fuiste.

MAGALÍ(gritando)
¡No, boludo!, ¡No me fui!
Yo entiendo lo que vos hacés y entiendo por qué lo hacés, pero te juro que no me podés hacer esto en este momento. Me siento como el orto. En serio te lo digo, dame mis puchos. Quedate con la cadena, pero dámelos. Necesito llegar a mi casa y fumar, nada más.

FLORENCIA
¡Boludo, está mal lo que ustedes hacen!
¡Está muy mal!
¡Mirá la pobre piba cómo está y vos venís a hincharle las pelotas!

PUNGA 2
A vos no te hice bajar la campera. Bajate la campera.

FLORENCIA se baja la campera y se le ve una teta. Se da cuenta y se la sube.

MAGALÍ(gritando)
¡Boludo, en serio! 
¡Aunque sea dame algún pucho!
¡No tengo un mango encima y necesito fumar!
¡Tengo un peso, literalmente!

El PUNGA 1 le pide con la mano el peso a MAGALÍ, que se lo da. El PUNGA 2 le da algunos cigarrillos a MAGALÍ.

PUNGA 2
Tranquila, tranquila, amiga. 
Más puchos no, pero, ¿necesitás plata?
¿Querés que te pida un tacho?
¿Estás bien? Nos sentamos en ese banco a hablar si querés.

MAGALÍ
No, boludo. Ya está, todo bien ¿Me devolvés mi cadenita?

PUNGA 2
No, amiga. Te fuiste. Agradecé que no te saqué la campera.

MAGALÍ
Vos me sacás la campera y yo te cago a trompadas, pendejo. Desaparecé de mi vista.

PUNGA 1
Van a ir a llamar a la policía.

FLORENCIA(gritando)
¡No tenemos celular!,  ¡¿Cómo  carajo querés que llamemos?!

MAGALÍ
Ya está, pibe. Posta. Nos olvidamos de esto. Chau.

MAGALÍ y FLORENCIA caminan nuevamente por la calle.

29.8.13

au revoir

Je t'aime encore,
Je t'aime plus fort,
Je t'aime aussi,
Je t'aime ici,
Je t'aime, J'avoue,
Je t'aime beaucoup, 
Je t’aime, amour,
Je t’aime toujours,
Je t'aime demain,
Je t'aime tres bien,
Je t'aime le coeur,
Je t'aime par heures,
Je t'aime, J'ai l'espoir,

Je t'aime, au revoir.

28.8.13

futuro imperfecto

No habrá más sonrisas, 
ni gestos, ni miradas.
Todo lo que soñé
se reducirá a nada,
y lo que entró por la puerta,
se irá por la ventana.

Hoy se va el ayer,
sólo queda mañana.

Buscaré tus besos
perdidos en mi almohada,
y te esperaré 
noche a noche, desvelada.
Lloverá en el cielo
de mi alma nublada.

Hoy se va el ayer,
y te encuentro mañana.


25.8.13

nos

No sé ser yo si soy sin vos,
y no soy si nos no somos.
Siempre dos, siempre nosotros,
siempre vos y siempre yo.

Cientos de sentimientos
me hacen sentir que puedo ser yo sin vos,
sin nosotros, 
sin tus besos.

Pero sé que no puedo ser,
si siento que vos sos lejos,
porque no puedo ser yo
sin vos, 
sin nos.

Que el tiempo te llevó

Lo que no se llevó el viento, se lo está llevando el tiempo:
las canciones, los amigos,
los sábados y domingos.

El viento que todo vuela, nos quitó la primavera
y las flores que quedaron,
con el tiempo marchitaron.
El viento sopla sonrisas, 
y apaga las ilusiones,
y nos crea tempestades
de todos nuestros errores.

Lo que no se llevó el tiempo es lo poco que nos queda:
el alma que ama y calma
y algún que otro pentagrama.

El tiempo que todo cura, nos libró de la amargura,
que destruye cuando toca
la dulzura de tu boca.

El tiempo borra las heridas, hay que darle tiempo al tiempo.
Mientras tanto, yo me siento,
contemplo tu despedida.

16.3.13

cruza el amor por el puente

 Un golpe así no lo esperaba, mil cosas, mensajes, risas, abrazos ,  música,  comiste, perdí, “cuando do deziz…”, 12, unicornios,  cuchara grande, guitarra, palabras, cocacola, be, si cogés, sonrisas, te quiero, miradas, palta, locura, verdades, llamas, “¿dormís?”, canciones, meses, días, horas, deshoras, listas, besos, shots, algo vuela, charlas infinitas, te amo, series, mimitos, “no te mueras en mi living”, sushi, amigos, felicidad, brazos, canciones,  suspiros, calor, chocolate, mogolí, sacarse el aire con la boca, star wars, cuentas regresivas, stickers, m3g, “bonita”, la internet apesta, tienro, celos, sobe, Cosmopolitan, nariz, fotos, chupones, caracolito, recitales, el microclima de la cama, petonto, espera, “me vas a faltar el respeto como mujer”, goma,  huevotofri, latidos, el puto de Fito, “¿qué es mejor que un bebé muerto?”,  te extraño, pie izquierdo, “¿QUÉ HACES, PELOTUDO DE MIERDA AHÍ EMBOLADO COMO UN CONCHUDO?”, siesta, cariño, paz… ahora estoy partido en dos.